¿Patchwork? ¿Eso que es?

Interrogación hecha de patchwork

Patchwork es una manualidad que consiste en coser varias piezas de tela, como si fueran un puzzle, para formar una pieza final más grande como por ejemplo, mantas, manteles, colchas, cojines, prendas de vestir, etc.

En España se le conoce también como almazuela, sobre todo en la comunidad autónoma de La Rioja, donde se conserva como término de identidad cultural, y en mi tierra, Castilla-La Mancha, se le llama retazos o costura de retazos.

No es necesario saber coser para poder hacer esta manualidad, seguro que si te animas te sorprenderá de lo que eres capaz de hacer incluso si no has cogido nunca una aguja y un dedal, te lo digo por experiencia propia ;).

Esta actividad se suele hacer en grupo, no es obligatorio claro, pero es una buena excusa para quedar con las amigas y charlar con ellas mientras hacéis algo creativo juntas.

La mayor ventaja que te ofrece el patchwork es que te permite personalizar tu casa y tu ropa. Tú eliges los colores que vas a usar, los motivos que vas a poner, si vas a poner algún tipo de adorno o no, etc. El límite lo pones tú en todo momento.

En el blog de avispatch vamos a explicar las técnicas básicas que se suelen utilizar en patchwork, publicaremos patrones gratuitos sencillos para que vayas practicando estas técnicas y te animes a hacerlas con nosotros, y estaremos pendientes de la actualidad del patchwork para informarte y que estés a la última.

Historia del Patchwork

No he sido capaz de resistirme a incluir un poco de historia. He encontrado cosas muy curiosas que quería compartir con vosotr@s.

Patchwork es un término inglés, patch significa parche y work trabajo. Su traducción sería trabajo realizado con parches. Tiene varios sinónimos que seguro que oirás frecuentemente: almazuela, retacería y quilt.

cuadrado de patchwork rosaAlmazuela se refiere a la pieza tejida uniendo fragmentos de otras telas. Como dije anteriormente se emplea mucho en España, sobre todo, en La Rioja. Proviene de la palabra árabe almoçalla, que era una pequeña alfombra que utilizaban los árabes en sus oraciones. Durante la reconquista estas alfombras fueron abandonadas, por lo que se reutilizaron cosiendo varias de las mismas y transformándolas en cobertores de camas y mantas que se llamaron almozalas en Castilla durante el siglo X.
A pesar de que almazuela se encuentra presente en textos riojanos del siglo XVII, la Real Academia Española (RAE) no la recoge. La única palabra que encontramos relativa a este tipo de labor es retacería, que es el conjunto de retazos de diversos géneros de tejido.

Otro sinónimo de patchwork es quilt, que se refiere a la colcha o edredón que consta de tres partes: una tela decorada, el relleno (guata) y otra tela posterior sin decorar.
quiltQuilt viene del latín culcita, que era la funda de tela de los almohadones de lechos y divanes sobre los que se reclinaban los romanos para dormir. Este término derivó a la palabra francesa cuilte, que tenía dos significados: uno hace referencia a la tercera capa cosida del edredón y el otro a la acción de coser las tres capas para mantenerlas unidas. Por último, de éste término francés se pasó al inglés quilt.
Como ves hay muchas maneras de llamar a esta técnica de costura. Nosotros hemos optado por usar Patchwork que es la expresión más extendida tanto en España como en Latinoamérica.

El origen del patchwork es incierto, parece ser europeo. Fueron los colonos ingleses quienes lo introdujeron en América del Norte. Debido a la dificultad que éstos tenían para encontrar tela, se vieron forzados a aprovechar al máximo cada prenda que poseían. Antes de tirar una prenda, cortaban los trozos de tela en buen estado y se reutilizaban para formar otras piezas. También aprovechaban las telas de los sacos de cereales que tenían motivos florales y los usaban para formar colchas, cojines o prendas de vestir.

Pronto llegó a formar parte de su cultura. Las vecinas y amigas del lugar se reunían para coser, con lo que se llegó a convertir en un acto social y una forma de escapar de la soledad del hogar. Se creó también la costumbre de que cuando una de las mujeres del grupo iba a contraer matrimonio, cada miembro del mismo confeccionaría un cuadrado y una vez reunidos todos se juntarían para formar una colcha que le entregarían a la afortunada como regalo de bodas.

Con el paso del tiempo se fue perdiendo la costumbre de realizar estas obras debido a que con la revolución industrial ya no era tan difícil encontrar tejidos y los precios de los mismos fueron bajando también. Fueron los Amish quienes siguieron con la tradición en Norteamérica creando verdaderas obras de arte incluso a día de hoy.

Actualmente ha habido un resurgir del patchwork, motivado quizás por la impersonalización de los productos manufacturados que encontramos en el mercado o como una forma de huir del estrés de la vida actual. Lo que si es seguro es que el patchwork nos ayuda a desarrollar nuestra creatividad, nos permite personalizar a nuestro gusto nuestra casa o las prendas que vestimos y nos da una enorme satisfacción cuando vemos terminada una obra realizada con nuestras propias manos. Así que te animo a que nos acompañes en esta aventura y a que saques a relucir tu lado más creativo y personal.

2 Comentarios

  1. Angeles says: Responder

    Bienvenidos, esperamos otro comentario tan interesante.

    1. avispatch says: Responder

      Gracias, me alegro que te haya gustado 🙂


Política de comentarios

Los comentarios no se publicarán inmediatamente. Primero serán revisados para evitar contenido promocional u ofensivo. Si son aprobados se publicarán lo antes posible. Gracias por tu paciencia.

Tu correo electrónico no será publicado, utilizado para cualquier tipo de promoción, ni cedido a terceras personas. Las casillas necesarias para enviar el comentario están marcadas por *.

Deja un comentario